Cada año son muchas las veladas mágicas del murcianismo, que congregan a jugadores y aficionados, y los hacen compartir mesa y mantel, como una sola alma. La del miércoles 7 de diciembre fue especialmente señalada, al tener lugar de forma simultánea hasta tres cenas peñistas: la de Fenazar Grana, la de Cehegín y la joven Rey Lobo.

 

Con Fenazar Grana estuvo el canario Germán Sáenz, a la Peña Murcianista de Cehegín la acompañaron Guillermo Martínez Abarca y Miguel Martínez, y Armando Ortiz fue el encargado de representar al Real Murcia con los debutantes de Rey Lobo. Todos los deseos de la noche, ya cercano el cierre de 2016, se centraron en que 2017 venga cargado de ilusión y buenas noticias para el Real Murcia.