La Federación de Peñas Murcianistas quiere mostrar su malestar por la decisión del FC Cartagena de entregar sólo 998 entradas a la afición murcianista para el decisivo derbi regional del próximo 19 de marzo, por el precio fijado para las mismas y por las inadmisibles condiciones de la ubicación asignada para alojar a la afición desplazada.

 

Entendemos que nos encontramos ante una decisión que se aleja mucho del respeto y señorío institucional que ha marcado estos encuentros en los últimos años y genera una tensión innecesaria.

 

Queremos manifestar asimismo nuestra repulsa ante una decisión injusta que simplemente busca el aplauso fácil en Cartagena mediante el maltrato a la afición de un club que siempre ha sido el rival histórico de los clubes de dicha ciudad.

 

También nuestra decepción y sorpresa por una actuación muy poco consecuente con los aspavientos, quejas y el espectáculo mediático que algunos directivos de dicho club mostraron en la primera vuelta, cuando nuestro club les entregó nada menos que 4000 entradas en una grada independiente, con visibilidad perfecta y al precio de 12 €, algo que, a pesar de todo, fue objeto de una campaña mediática de manipulación y victimismo por parte de quienes ahora, medio año después, nos pretenden confinar en una grada carente de visibilidad, limitados en número, con un precio superior y con la experiencia previa de los incidentes sufridos allí por los murcianistas que han tenido que soportar el lanzamiento de toda clase de objetos y fluidos.

 

Por todo ello, invitamos al Fútbol Club Cartagena y sus directivos a reconsiderar su decisión y dar un trato digno a los aficionados del Real Murcia, acorde al que a ellos se les brindó en la visita a esta ciudad y contribuyendo con ello a que todos podamos disfrutar de la fiesta del fútbol que tiene en este partido su máximo exponente regional, contribuyendo a que la misma transcurra con rivalidad, pero siempre con respeto, y entendemos que ese respeto debe comenzar siempre en los despachos de los clubes y que sus dirigentes han de dar ejemplo.

 

La defensa de este escudo y del aficionado murcianista ha sido siempre la razón de ser de esta Federación, por lo que, a la vista de los acontecimientos, y ante lo que consideramos una injusta decisión por del FC Cartagena que perjudica a nuestros aficionados, consultaremos con el Club y las distintas peñas la pertinencia de organizar o no desplazamiento a la ciudad portuaria para dicho partido.