Con la campaña de abonos aún en marcha, el pasado día 9 era un momento señalado al finalizar la promoción del club de cara al próximo año en caso de ascenso. Esta Federación se había marcado como objetivo superar la infranqueable barrera de los 3000 peñistas-abonados. El Club estaba dispuesto a apostar muy fuerte por esta temporada, construyendo un equipo muy competitivo, y los peñistas debíamos saber estar a la altura de dicha apuesta. Gracias al trabajo excepcional de todas y cada una de las peñas que conforman este colectivo, lo que parecía una quimera se ha hecho realidad. Y mucho más. Porque ese mismo 9 de agosto se superó la increíble cifra de los 3500 abonados-peñistas, incrementando más de un 20% el número de integrantes del colectivo y dando una lección de pasión por un escudo que ya acumula varias temporadas de reveses en lo deportivo. Sin embargo, ante las dificultades el murcianismo se crece, y ya está de nuevo en pie dispuesto a volver a dar lecciones de fidelidad, de buen comportamiento y de pasión por un escudo. En todos los rincones de este país están comprobando que el Real Murcia es más que un equipo de fútbol. Es un sentimiento que ni está a la venta, ni se puede comprar ni fabricar artificialmente. Y ahí radica nuestra grandeza.

 

Queremos tener un reconocimiento aquí hacia esas peñas que han superado el centenar de abonados en esta campaña, y que son, por orden, Los Coloraos (con casi 300 miembros), Región Grana, Piensa en Grana, El 21 Grana y Santiago el Mayor. Aunque en realidad el éxito es de todos los que suman, con esas más de 100 peñas haciendo un trabajo brutal dentro, y también fuera, de la Región. Dar la bienvenida a las nuevas peñas que se han sumado este verano, y que lo han hecho con una fuerza enorme: Gol Grana, Bendita Locura, Hattrick Grana, Marea Grana El Abuelo, Despertar Grana, Ni Dios Se Raja, Como una Sola Alma, Estirpe Grana y Granas SALA. Gracias, y de nuevo bienvenidas.

 

El próximo domingo cortaremos la cinta a la temporada 2017/18. Lo haremos en nuestra casa. La casa del murcianismo. Y no necesitamos hablar de objetivos, que bien claro lo tenemos, sino de cada domingo. Porque cada día que juega el Real Murcia es una fiesta, y no estamos dispuestos a que mirar al futuro nos robe el cosquilleo antes de los partidos. De cada partido. De cada gol. 

 

 

¡Vamos Real Murcia! ¡Vamos, Campeón!